Nostalgia en la voz de la comunidad Dangme

Fue a mediados de los noventa. Tres aprendices de periodista vagaban por la Dehesa de la Villa en Madrid buscando una emisora comunitaria que emitía información social para el distrito norte. Éramos Alejandro, el Pela y yo –nos faltaba un cuarto elemento, Juanillo, pero él ya se encargaba de atronar los oídos manchegos los fines de semana, con el mejor rock del momento, y no se unió a la terna-.

Aquella fue la primera vez que pisé un estudio de radio. Recuerdo la emoción de ver la mesa de mezclas, los micrófonos, sentarnos en la pecera, hacer las señas a control… Nuestro programa se llamaba “Algo más que palabras” y teníamos una sintonía hecha a medida por Los Reconoces, una banda del barrio.

Recuerdo también el gusano –como dice Mario siempre que agarra un micrófono- que ascendía veloz por mi estomago hasta quemarme la garganta antes de pronunciar la primera palabra. Cuando el otro día entré en el estudio vacío de Radio Ada, la voz de las personas Dangme, un torrente de nostalgia me hizo viajar 15 años atrás.

Newsroom

En Radio Ada, tenemos nuestra reunión de previsiones a las nueve de la mañana, aunque la puntualidad es relativa –a veces los tro-tros no paran porque van llenos o tienen otro destino y hay que esperar durante un tiempo indeterminado en la cuneta a que alguno se detenga. ¿Se han fijado alguna vez? Siempre hay personas esperando pacientemente en la carretera en cualquier lugar de África

Dividimos la reunión en tres partes: pasado, presente y futuro. Por pasado entendemos lo que ocurrió el último día. Hablamos de cómo fue el informativo, si entraron todos los temas, si quedó algo pendiente y de si estamos satisfechos con la emisión.

Casi sin darnos cuenta enlazamos con el presente, es decir, con los temas del día. Le pido a mis compas que piensen en qué puede ser noticia –ellos son los que conocen su realidad-. Aquí no hay convocatorias de prensa, no hay teletipos de agencia, no hay invitaciones de instituciones… nosotros decidimos lo que queremos contar –y no saben cómo me alegra-.

Temas prioritarios

Empezamos por los asuntos locales, aquellos que pueden resultar más interesantes para nuestra audiencia –más de 100.000 personas repartidas en los tres municipios de Ada y en cientos de comunidades del Dangme East District-. La prioridad es siempre Educación y Salud.

Ahora nos preocupa que el Gobierno haya decidido subir las tasas educativas para estudiar en los centros públicos porque supone un gasto extra para los mermados bolsillos de mis vecinos y muchas personas dejarán de acudir a clase. Salommon cubre esta sección.

Después pasamos a Salud, donde todavía colean las consecuencias de la huelga estatal de médicos –del 8 al 27 de octubre-, que ha paralizado, entre otros, la actividad del hospital donde trabajan Elena y Alicia, y que ha dejado sin atención a miles de personas en todo el distrito. Emmanuel lleva esto.

Un ejemplo de por qué le damos la máxima prioridad a estos temas es la mencionada huelga. ¡Nadie se había enterado de que se había desconvocado! y la gente no acudía al hospital. Abrimos los informativos tres días seguidos con este asunto y el boca a boca hizo el resto. El hospital ya ha recuperado su ritmo normal –y Elena y Alicia tienen pacientes haciendo cola en su consulta-.

Otros asuntos locales

Continuamos con Política local. De esto se encarga Kofi Larweh, el coordinador. Acabamos de saber que el Gobierno quiere dividir el distrito en dos partes, Ada West y Ada East, y queremos pulsar la opinión de la gente que vive en las comunidades sobre este tema. Enviamos a Ofelia, grabadora en mano para que pregunte, insistiendo en que hable con mujeres, hombres, ancianos y menores de diferentes lugares y que se identifiquen siempre con su nombre, ocupación y lugar de procedencia.

De las autoridades sólo recogemos sus opiniones y nunca las damos por verdades absolutas –por supuesto les preguntamos lo que queremos y jamás les adelantamos las preguntas-. Insistí mucho en esto en las primeras reuniones, con el apoyo de Kofi. La independencia de la radio, que no recibe ningún dinero del Gobierno, es sagrada y se defiende cueste lo que cueste. Son 13 años emitiendo y, a pesar de que se reciben presiones, esto es incuestionable. La gente lo sabe y por eso la radio goza de credibilidad.

Enviados especiales

Después es el turno de nuestros especialistas. Los martes y viernes hay mercado en Ada Kasseh, y los miércoles y sábados en Ada Foah, por lo que siempre enviamos a alguien para que traiga noticias frescas. Y es que los mercados –allí donde todavía no llegan las fauces de las grandes superficies comerciales- siguen siendo un punto de información estratégico.

En Ada, donde el acceso a la información es muy escaso y las distancias son grandes, la gente necesita saber a cuánto está el kilo de casaba, si hay excedente de cangrejos, si las alubias están de oferta o si han llegado nuevas telas de Kumasi. Conectamos con Moha para que nos dé la última hora de estas cuestiones.

Después, hablamos con nuestro especialista en Tribunales, Charles, para saber qué ocurre en los juzgados. En estos días, se están trasladando a un nuevo edificio y es importante que se sepa que van a dejar de funcionar las antiguas dependencias.

Antes de pasar a las noticias nacionales, repasamos las agendas, ahí aparece la información sobre los festivales culturales que van a celebrarse, las visitas a las comunidades, las noticias que nos trae la gente en mano, los funerales –aquí duran varios días y son motivo de fiesta con orquesta- o las entrevistas a las personas relevantes.

Nacional e Internacional

En la Redacción, se reciben dos periódicos todos los días, Daily Guide y Daily Graphic –con sus suplementos deportivos la víspera del fin de semana- y dicen que en algunas ocasiones llega también The Ghanian Times –pero de momento no ha pasado por mis manos.

A las 10h hacemos una parada para escuchar los boletines informativos de alguna cadena nacional en el único receptor de radio que hay por aquí –el otro día le pregunté a mis compas (unas quince personas) cuántos tenían aparatos de radio en casa y la respuesta fue: dos lo tenían y funcionaba; y otro lo tenía, pero estaba estropeado-. Afortunadamente, la estadística en las comunidades es muy superior, ya que hubo una inversión en receptores hace años para que la señal de la radio pudiera seguirse en todo el distrito.

Cuando termina la reunión, sobre las 11, encendemos la televisión que tengo sobre mi cabeza –no me pregunten cómo se sostiene- para ver el noticiero del único canal que se sintoniza… aunque más que ver, se escucha, porque la nieve apenas deja distinguir las imágenes con calidad. Hay que hacer un empalme con la antena y estamos pendientes de que acuda el ñapas de turno.

Con estos mimbres, seleccionamos las noticias que consideramos más relevantes del panorama nacional y enseguida pasamos a la parte internacional. Noah suele encargarse.

Aquí, de momento, no hay ordenadores ni conexión a Internet –estoy intentando solucionarlo- así que nos servimos de la aplicación de la BBC que tengo en el móvil. Erica selecciona los asuntos más relevantes.

En estos días se ha producido, durante la clausura de la reunión de la Commonwealth en Australia, una noticia que ha suscitado debate. El Gobierno británico ha anunciado que condicionará la ayuda que concede a estos países al respeto a los derechos humanos, priorizando la situación de las minorías sexuales. Ha señalado directamente a Uganda, Malawi y Ghana como lugares donde este colectivo está más perseguido y les ha instado a modificar su legislación y luchar contra la homofobia.

Una vez que terminamos, repartimos los temas pendientes, y cada uno sale a la calle a hacer su trabajo o, quienes se quedan en la Redacción, se sientan a la mesa, lápiz y papel en mano, y comienzan a escribir sus piezas.

Las noticias de mesa tienen que estar editadas para las 13h, cuando lanzamos el informativo largo, de unos 20 a 30 minutos. Antes y después, cada dos horas, hay boletines más cortos y en la noche, a las 20h, emitimos otro informativo largo que actualiza o repite los contenidos del mediodía.

Sobre las 12h llega Mariah, la locutora estrella y junto a Edgard ensayan su lectura para buscar la mejor entonación. En esta parte, suelo desparecer, ya que los textos se escriben en la lengua local, Dangme.

A las 13:30h, cuando el informativo ha terminado, y hemos comentado la jugada, comienzo a escaquearme, ya que es la hora en la que preparan la comida y ya comenté la semana pasada que el fufu no está entre mis platos preferidos. Si no hay ningún asunto pendiente doy cuenta de mi bocata y emprendo la huida sobre las 14h. Aquí las despedidas, como los saludos, son eternas por lo que suelo coger el tro-tro poco antes de las 15h.

En los ratos que paso en la Redacción, aprovecho para escribir estas líneas.

PD 1. Los cuatro personajes que comienzan este post seguimos caminos distintos. A Alejandro le perdimos la pista en los pasillos del aeropuerto de Barajas. Dejó el periodismo harto de la precariedad y de la falta de oportunidades. El Pela continúa resistiendo, enjaulado cada noche en los bajos de una televisión autonómica, intentando defender la bandera de la dignidad. No se rinde. Juanillo es hoy un primer espada del periodismo y el mismo tipo humilde, honesto y discreto que conocí hace tantos años en la sala Canciller. Bajo su camisa, late un corazón de rock and roll, aunque ambos hayamos cambiado el kalimotxo por el gin-tonic. A veces siento que también estoy aquí por todos ellos.

PD 2. Los jueves, Esther Ferrero, me hace un huequito en su programa “Mundo Solidario” de Radio Exterior de España para contar cómo van las cosas por aquí: http://www.rtve.es/podcast/radio-exterior/mundo-solidario/ Y este blog se publica simultáneamente en la ventana africana que Pepe Naranjo y otros amigos mantienen abierta desde Canarias: http://www.guinguinbali.com/

Anuncios

22 comentarios on “Nostalgia en la voz de la comunidad Dangme”

  1. Criopak dice:

    No dejo para mañana lo que puedo leer hoy. Una vez más, casi como si estuviéramos allí viviendo esta experiencia contigo.
    besos

  2. ana sinmás dice:

    Ángel! me encanta oírte hablar de “mis vecinos” y conocer de primera mano un ejemplo de periodismo y radio independientes. Enhorabuena!!!

  3. Silvia dice:

    Tiene que ser emocionante y complicado empezar de cero al ritmo que te marcan, después de tantos hábitos creados.

    Besos y mucho ánimo!!

    • Lo complicado es ver cómo ellos sobreviven en estas circunstancias. Por duro que sea, siempre los veo salir adelante y venirse arriba, sin rencor y con buen ánimo. Qué lección me dan. Besos y gracias mil

  4. Neus&Jimmie dice:

    Reggae festival?? JImmmie ya va para allá!!!
    Todo lo que cuentas me parece tan lejano y tan cercano a la vez!!!
    Nos encanta leerte, intento traducírselo a Jimmie, ya q su español ha mejorado, pero no tanto.
    Disfrutad mucho y besos de los tres!

    • Nos acordamos mucho de vosotros y os echamos mucho mucho de menos. Me encantaría volver a ir en dala-dala o en tro-tro los cuatro juntos. Y el tema de la música y la comida… a Jimmmie le fliparía. Me encanta que haya mejorado su español. ¿Cómo va tu suagili? Un besote muy muy fuerte para los tres!

  5. La Manola dice:

    Aquí estoy leyendo y me alegro que siga latiéndote el corazón con tanta fuerza al estar cerca de las ondas. Besos y cuidaros mucho, os tengo en mis pensamientos cada día.

  6. PelaRepor dice:

    Angelillo, qué bien escrito. Puedo imaginarme con detalle cada escena. Qué recuerdos los de ONDA Norte. Recibido el guiño. Y qué experiencia periodística tan genial esta que cuentas. Con toda la manipulación y dependencia empresarial que sufrimos los periodistas en España por ejemplo, deber ser extraño y reconfortante a la vez trabajar de esta manera, tan romántica y ceñida al esquema básico del periodismo de Emisor – Mensaje – Receptor. Dicen que el papel de Campo Vidal esta noche en el debate entre Rubalcaba y Rajoy ha quedado limitado al de mero cronometrador. Las preguntas deben estar preparadas desde hace semanas. En fin… Muchos abrazos. Y por mucho que tarden los “tanka-tankas”, por favor, no dejes de escribir.

    • Los guiños son abrazos tejidos en la distancia con todo el cariño que puedo enviarte. Ánimo, amigo, no te rindas. Yo soy un privilegiado que observa una realidad y que intenta aportar algunas gotitas… Sí, el periodismo aquí es distinto… aunque también hay un periodismo oficial que responde a la voz del amo. Algunos periódicos se me caen de los manos. Estamos en época pre-electoral, también aquí, y huele mucho…. y no siempre bien.

  7. Tesa dice:

    Soy forofa de la radio, aunque a veces la apague, porque se olvidan justo de lo que hacéis vosotros en esta emisora lejana: contar lo que nos interesa a la mayoría de las personas, hablar de lo cercano, para la gente y no para los colegas o atendiendo a intereses corporativos o ideológicos.

    Es muy refrescante tu crónica, Ángel. Y emotiva, y a mí me suena nostálgica por lo que creo que hemos perdido en esta otra parte del mundo.

    Un placer poder seguir tu experiencia, Ángel.

    Un abrazo,

    • El placer es mío, por poder disfrutarlo aquí, y por saber que hay gente al otro lado. Ayer les enseñé el blog, con las fotos y los comentarios. Flipaban al saber que hay gente a quien le importa lo que hacen. A mí me encanta. Besos y mil gracias.

  8. Alberto dice:

    ´¡Qué bonito oírte en Radio Exterior!
    Alberto

  9. Fernando G. dice:

    Hola Ángel.. me estoy quedando alucinado leyendo esta entrada …una radio comunitaria en el distrito norte…?

    ¿¡TÚ ESTUVISTE EN RADIO ENLACE!? Porque yo “empecé” ahí…

    Cuando puedo (como ahora, que mi hija duerme plácidamente y yo estoy desvelado), sigo el blog, realmente muy interesante, aunque aún no me he puesto al día.

    Seguimos en contacto, aunque sea vía mail, para que me cuentes qué tal tus contactos con las radios y demás.

    • Hola, colega:

      Qué bueno saber de ti. Si supieras cómo me acuerdo de vosotros. Seguro que aquí serías más útil que yo. No hacen más que pedirme contactos en España… aunque no sé si será posible cooperar de alguna manera… todos los contenidos aquí se elaboran en lengua local y como mucho en inglés…

      Los contactos que me pasaste los he rulado entre los coordinadores de aquí, que trabajan en red con otras emisoras de África y estamos en contacto. Organizamos talleres, charlas, compartimos programas… en fin, lo mismo que vosotros con Latinoamérica.

      Desafortunadamente, no estuve en Radio Enlace… Empecé mucho más abajo, en Onda Norte, de ahí pasé a otras emisoras como Onda Latina y Onda Verde… y de ahí a Radio Sensación -en Torrejón de Ardoz- a hacer deportes, y de ahí a Radio Libertad –sí, con Ruiz Mateos- a hacer más deportes, y en Europa FM… y luego me volví al sector social, y seguí colaborando en la SER y RNE… hasta ahora… que me han abierto una ventanita en Radio Exterior de España todos los jueves y en la radio de la Universidad de Jaén para contar cómo nos va por aquí.

      Gracias por estar ahí. Un abrazo fuerte… y no le quites tiempo a tu hija, que bastante te roba la radio… Cuídate mucho.

  10. Mariana Castaño dice:

    Hola, Angel! Enhorabuena por vuestra valentía. La mayoría nos pasamos la vida diciendo que habría que hacer algo para mejorar las cosas, vosotros habéis pasado de las palabras a los actos. Muchas gracias por esta bitácora. Intentaré seguirte lo más que pueda. Mucho ánimo y un abrazo.

    • ángel gonzalo dice:

      Que no, tronca, que no, que los que son valientes son los que viven aquí, que Lo nuestro es puro privilegio. Mil gracias por pasar por aquí. Un besazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s